kéfir de agua: un aliado natural para el organismo

Capaz de reforzar el sistema inmunológico, mejorar los procesos de digestión pesados y ayudar a las personas a deshacerse del exceso de peso.

imagen de granos de kefir de agua

Nódulos de kéfir de agua. Puedes encontrarlos en herboristerías y en diferentes tiendas a través de internet.

¿Qué es el kéfir de agua?

Con sus raíces en el Cáucaso, el kéfir es una bebida altamente beneficiosa para el organismo. Un aliado desconocido todavía para muchos pero que es capaz de reforzar el sistema inmunológico, mejorar los procesos de digestión pesados y ayudar a las personas a deshacerse de los excesos de peso.

Detrás de este nombre breve se esconde un alimento natural que nace de un proceso de fermentación que se produce en el agua. Una transformación de lo más saludable que se asemeja a la que acompaña a la producción del yogur. Y es que el kéfir es un alimento de tipo probiótico o lo que es lo mismo, un alimento fermentado por un tipo de microorganismos dispuestos a sumar en positivo a nuestro cuerpo.

El kéfir de agua comparte seguidores con su principal competidor, el kéfir de leche y ambos tienen un proceso de preparación similar.

Cómo preparar kéfir de agua

  • Para su elaboración es necesario emplear un recipiente de vidrio amplio y llenarlo con aproximadamente 1 litro de agua. A partir de aquí se irán añadiendo el resto de componentes que darán color y sabor a esta bebida.
  • Introducir en el agua tres cucharadas grandes de azúcar. Los especialistas en esta bebida recomiendan emplear azúcar de caña y si puede ser integral, mejor.
  • Medio limón entero
  • Un higo en trocitos o algún tipo de fruta seca
  • Tres cucharadas soperas de nódulos de kéfir de agua. Un producto que se puede encontrar en herboristerías y en diferentes puntos a través de internet.

Con todos los ingredientes dentro, el siguiente paso es remover el líquido con una cuchara de madera y sin cerrar el recipiente de forma hermética, ni utilizar ningún tipo de metal, hay que dejarlo reposar un máximo de tres días a una temperatura ambiente, evitando que la luz del sol llegue a la bebida de manera directa.

Tras la espera habrá que volver a remover el preparado y colar el líquido para que sea más cómodo de consumir trasladándolo a otro recipiente desde el que servir y disfrutar ya de este kéfir de agua.

¿Qué beneficios aporta el kéfir de agua?

Apostar por esta bebida es altamente provechoso para el organismo, en especial para proteger la flora intestinal y combatir estados de mayor flojedad en los que la anemia suele estar presente.

Las propiedades del kéfir van más allá y son de utilidad frente al colesterol ayudando a reducir sus niveles, además de alzarse como un firme aliado en la prevención de algunas enfermedades como el cáncer de colón.

La lista de aspectos positivos que supone consumir kéfir sigue y añade otros beneficios como su capacidad para combatir estados de nerviosismo, ayudar a regular la presión arterial, además de tener propiedades depurativas y diuréticas que ayudan en los procesos de adelgazamiento.


¿Quieres conocer más superalimentos?